De vida a muerte alucinante.


Hablando con los ángeles, me di cuenta de que tengo miedo que mi futuro se quede sin pasado y mi pasado no tenga futuro. Todo esta mescolanza de incomprensión, surgió de una breve estocada que me di con los espirituales de Dios y salvadores de la tierra, porque tienden a visitarme en mis aposentos. Creo que no tienen otra cosa que hacer que invitarme a su ceremonia, poniendo de excusa a La Parca para que me guíe, pero siempre rechazo tan vil invitación. En estos días me he sentido un poco trémulo y des-variante por este terrible infortunio llamado vida, deseando la inconsciencia total de la muerte y solicitando considerar no orar, si no gritar. Pero... como todo es un capricho para que tú me leas y comprendas, os dejo aquí una pequeña conversa que tuve con incrédulo angelito que salvaguardó mis ideales y los destruí con una imprescriptible evasión.

Y empieza...

- Yo: La muerte es simplemente la inconciencia de los desvalidos. La muerte ciega. La muerte es vida. La muerte te persigue del carma y calma.

- Él: Tengo una concepción totalmente judeo-cristiana de la vida y de la muerte. No creo en los karmas, ni creo que la muerte calme nada, porque no es el final. Solo el abandono de la forma corpórea de la vida. Es espíritu es inmortal. La muerte sólo calma a los que quedan vivos

- Yo: Bueno, yo tengo una concepción realista y naturalista de la vida que va más allá de la empiria. La vida y la muerte es simplemente un ocio de "Dios", para justificar una creencia. luego esa creencia devastará a la raza humana. Todo se ha cumplido.

- Él: Creo que es la segunda vez que te lo digo: debes leer a Descartes. "El discurso del Método"El llega a la conclusión de la existencia necesaria de Dios por la vía del razonamiento intelectual. Sin acudir a argumentos místicos ni sobrenaturales: pura razón

- Yo: Razonamientos inválidos.

- Él: Aunque luego Kant, sin atacarlo abiertamente, trata de controvertirlo en su "Crítica de la razón pura", que le abre la puerta a Nietzsche para decir "dios ha muerto", crear la teoría del "superhombre", y dar paso al ideal nazi de la raza pura y sus horrores. Nunca un razonamiento es inválido. Puede llegar a conclusiones erradas si parte d premisas falsas, pero todo razonamiento es válido. Por eso falla la dialéctica marxista: ataca el razonamiento y no la premisa inicial

- Yo: Bueno, es mejor que hablemos de penes extra largos.

- Él: Yours??? Jajajajaj O el de John Holmes?

- Yo: Acabas de destruir todo ese discurso "imaginario" de ideas realistas. Jejejeje...

- Él: Tú propusiste el tema: eres el Federico Nietzsche que le abrio la puerta a los horrores del "penismo", Jajajaja...

- Yo: Prorobaba razonamientos. Pero es tú principal motivo.

- Él: ¿Cuál?,l ¿el razonamiento? Efectivamente: soy totalmente racional. Es mi principal defecto. Hay quien dice que carezco de sentimientos (incluso en la realeza de Dios algunos opinan así) aunque no sea verdad

- Yo: ¡Qué complejidad! pero no era a eso a lo que me refería. Mejor hablemos de carencias. De cualquier tipo.

- Él: La peor de las carencias es la de las ideas. Lamentablemente es la más extendida... la mayor parte de la gente se conforma con repetir las ideas de otros

- Yo: La peor carencia: la falta de comprensión. La mayor parte de la gente se conforma con repetir lo que dice un ente.

- Él: Esa es una carencia de la que sufren los que si tienen ideas. Los demás no los comprenden justamente porque son capaces de pensar de manera autónoma, y es una carencia que se sufre hasta que se alcanza un cierto grado de "éxito" que te permite expresar tus ideas y que los demás las acojan por el simple hecho de provenir de ti; es lo que se llama: el "argumento de autoridad"

- Yo: Tú discurso es un poco discriminatorio. Te veré en la vida paupérrima.

- Él: Yo soy profundamente discriminatorio, intelectualmente discriminatorio

- Yo: Sólo el "éxito" lo logra una élite pudiente.

- Él: No es verdad ... hay innumerables ejemplos de éxito en gente que proviene de estratos desfavorecidos. Nelson Mandela me viene de primero a la cabeza; es una referencia MUNDIAL
y viene de la mayor pobreza

- Yo: ¿A qué quieres llegar? ¿A hacerme pensar como tú con esos "argumentos de autoridad"?
Jejejeje... Eso es como proselitismo cultural, religioso e ideológico. Jejejeje...

- Yo: Jaja .. no ... en realidad no quiero hacerte pensar de ninguna manera distinta a la tuya, porque me gusta tu manera de pensar. Creo que estás estupéndamente encaminado en la vida para alcanzar el éxito. Si alguna pretensión tuviese (que no la hay) sería simplemente la de que oigas un punto de vista distinto, sin que ello implique ni aceptación ni mucho menos comunión de ideas. Creo que el valor de las ideas distintas es ser una invitación a discurrir .. reflexionar ... y sobre todo el enorme ejercicio de humildad que implica la aceptación de los demás como seres humanos pensantes. Sobre todo para alguien tan intelectualmente soberbio como soy yo ....

- Yo: Pero llevas un motivo cargado... aparte de reflejar egocentrismo en ese último comentario.
Ja! Pero leyendo todo lo que has escrito... hay una connotación latente a la que te aferras.

- Él: ¿Cuál?

- Yo: Una ideología o doctrina que quiere ejecutar. Esta: "amar a Dios por sobre todas las cosas"
Por Dios! Gracias a Dios, no creo en Dios. Se acabó el tema. Voy a dormir. ¡Vete!

- Él: Jaja .. yo también.

- Yo: Vamos a terminar cayéndonos a coñazos ideológicos y pegan más duro que un coñazo en el miembro.

- Él: Yo predije desde el primer dia que eso pasaría y me alegra. Detesto los cerebros muertos que tengo que proteger... aunque quede coñaceado por ti, jajajaja

- Yo: No lo creo...

- Él: ¿Qué no crees?

- Yo: tengo unos hematomas ostentantes. Jajajaja...

- Él: Jajajaja

- Yo: A mi si me dolió, pero soy lo bastante intelectualmente soberbio como tú. Bueno, entonces te mando unas "curitas de árnica intelectual"

- Él: Jajajaja...

- Yo: Jajajaja... Oye, en la próxima entrada, después de cualquier cosa bizarra que escribiré, te incluiré en mi blog. Fuiste fuente de inspiración. Estuve grabando toda la conversación. La gente no me va a creer que hablo con ángeles y esta será la prueba fehaciente de tus elocuencias conmigo.

- Él: Jaja .. que honor, pero no le digas a Dios.

- Yo: Dios no lee mi blog. No te preocupes.

- Él: De verdad me siento halagadísimo.

Y cuando menos me lo esperaba, desapareció como un leve sombrío atrapado por la incandescente luz... y que tristeza.

0 comentarios:

Publicar un comentario