Alimento mi ego.

Una vez un mortal me dijo que mi blog era el vil acto de mi ego expresado en líricas bizarras. Es cierto. No lo entiendo. Pero algo me dice que debe ser así. Nadie me quiere. Yo me quiero. Eso es todo y nada más.
Les dejo algunos autoretratos.
Amo las críticas, te invito a gestionarlas.








0 comentarios:

Publicar un comentario