Cuento bizarro... El peo de la vaina.

Más absurdo que escribir discapacitados con “S” en el Metro de Caracas.


Había una vez... Un grupo de pequeños lobos salvajes que vivían en una zona demasiada desierta, para algunos viajeros sedientos, que buscaban ron y satisfacer sus amargados deseos de sexo duro con travestis.
Un día, reunidos junto en una laguna seca, comenzaron rápidamente a idear un plan de extrema urgencia, para poder encontrar algunos monos con caparazones que dentro tenían una forma de mocos verdes asquerosos que los obligo a levantarse contra un plan para la dominación total de caperucita roja llevándola a la cama de algún príncipe de aquella temerosa alianza llamada: S- C- 2, la cual tenia un temido líder que, cuando vio sus grandes pechos, (o tetas como lo prefieras) Dijo : - ¡No, un travesti! Se asusto mucho, tanto, tanto… que casi se tira a la gran cueva del Ogro sin medir las distancias. Pero esto tuvo consecuencias, la cual, nos permitió descubrir un mundo nuevo lleno de malvados y a las 3 bestias que alguien crio en una cloaca del inframundo.


Por otro lado del universo, conocido como el peor: "El Uni 12" donde habitan unos alienígenas con forma: mitad caracol, mitad unicornio, con grandes ojos saltones y SU ORGANO REPRODUCTOR tan grande como una mísera aceituna; daba pena. Entonces, Jaimito dijo, que lo podía estirar muchísimo la pipi hasta el punto que pudiera verse en el suelo.

Mientras tanto, en una galaxia muy distante de este world, se juntaron a tomar clases matemáticas mientras cantaban villancicos de el gran "fary" (cantante español) el cual, su música, tenia muchas cosas para hacer ejercicios aeróbicos.
El senador Palatino "palpaba" a Obi-Wan desde la punta de su nariz hasta su pequeña y puntiaguda bota de música disco. Bailaron hasta tarde, pero cuando llego el oso yogui, se aliaron para tomar unos tragos sumamente perjudiciales y se fumaron un par de cigarrillos sabor menta con tamaño de una trompeta.


En la humareda se desnudaron y comenzaron a tocarse con grandes escopetas rellenas de asquerosos "sólidos" cloacales esponjosos con un aroma pestilente que te dejaba sin sentido y sin ganas de hacer mas chanchadas con las escopetas. Cuando anocheció, las estrellas estaban apagadas, algo que es extraño, pero el cielo tenia constelaciones de tetas que pertenecían a las diosas de Neptuno, quien tenia un gran trípode con el que apoyaba su hermoso y peludo oso gigantesco relleno (oro y platino), que en dólares, no valía nada de nada. Inexplicablemente, después de todo, encontraron zapatos encastrados con una sustancia tibia, olorosa y color marrón "caqui" ;era Zeus que amaba la osmosis, tanto, tanto… que casi sale un misil interplanetario, rumbo a laberintos hiperespaciales del culo de lunas osmosianas quesalieron como unas cagadas de cato en medio de el Santiago Bernabéu; (Punto y coma) era Atlético de Madrid

0 comentarios:

Publicar un comentario